Atrévete a Cambiar

Estamos en constante movimiento y queramos o no, siempre cambiamos. Lo importante es saber si lo hacemos resistiéndonos o fluyendo, nos adaptamos o sufrimos, somos flexibles o pensamos que lo que nos sucede es un castigo.

El identificar cómo manejas el cambio es de gran valor para tu transformación personal, ya que te ayuda a saber que en cada situación que vives puedes decidir cómo sentirte, cómo percibir las cosas, cómo expresarte de lo que te pasa y esto a su vez, te da un sentimiento de bienestar y te hace consciente de tu entorno, te hace un factor de cambio. Comienzas a actuar y decidir, en lugar de reaccionar.

En pocas palabras, comienzas a dirigir tu vida, en lugar de que te pase por encima.

Ahora todo esto lo logras, dejando de resistirte a la vida, dejando de pelear con lo que te sucede y verlo como víctima.

Simplemente fluye, reconoce que en la situación actual habrá lo que puedas controlar que dependa totalmente de ti, y habrá cuestiones ajenas a ti. Dicho esto, encárgate de lo que te corresponde a ti lo cumplas, y si en ocasionas no logras hacerlo, no te reprendas, sólo identifica y reconoce la acción y asegúrate que no vuelva a pasar, es decir, saca lo mejor y convierte en lección aprendida las circunstancias.

El cambio va de la mano con el aprendizaje, crecimiento y experiencias.

No te resistas, ¡Recíbelo! Además es inevitable.

 

Si estás listo para recibir el cambio te invito a que me contactes para acompañarte en tu proceso personal [email protected]

 

Enviándote luz,

Elizabeth

Leave a Reply

Your email address will not be published.