¿Intereses, Misión o Pasión? Parte I

Estos años el tema de encontrar tu pasión y volverla tu misión de vida están en boom. Y esto ha causado opiniones distintas, tanto positivas como de mucha confusión. Hay quienes aseguran que tu pasión y misión son lo mismo, y otros dicen que el forzar a la gente a pensar que tu pasión significa que las cosas te salgan de manera fácil es un engaño.

¿Quién dice la verdad?

Yo te quiero compartir mi perspectiva según mi experiencia de vida.

Quienes me conocen saben que me encanta estudiar y constantemente estoy probando cosas nuevas en todos los aspectos de mi vida, desde mudarme, cambiar de trabajo, cambiar de industria, estilo de vestir, conocer gente nueva, etc.

Para muchos esto denota inestabilidad o alguien que no sabe lo que quiere.

Yo sin embargo, lo veo de esta forma, el universo es inmenso, tenemos tantos lugares, cosas, personas y conocimiento por explorar que no me es posible concebir la idea de hacer sólo una única cosa toda mi vida, me perdería de muchísimo!!

¿El que me gusten y pruebe muchísimas cosas me hace inestable? Depende quien lo vea y algo que siempre digo, mientras no me dañe a mí o a los demás, cuál es el problema?

Ahora para concluir el tema de la inestabilidad, o miedo al compromiso o irresponsabilidad (como muchos lo llaman) quiero decir, que nada tiene que ver estos conceptos con tener muchos intereses, ya que cada uno de ellos tiene un tiempo y actividades correspondientes y mientras se cumplan, no deben caer en ninguno de estos conceptos.

El querer probar cosas nuevas no te hace inestable, siempre y cuando no empieces algo que no terminarás o dejes a la gente que te apoya colgada (es sumamente importante para mí cumplir mis compromisos, me considero sumamente comprometida, confiable y responsable y mi entorno y las personas que me conocen lo avalan), así qué entonces, ¿por qué los ataques y la presión?

Estando en un mundo tan cambiante y variante, ¿no suena un poco incongruente mantener las mismas aspiraciones y deseos que tuviste al graduarte?

Con esto no quiero fomentar el que cada vez que te gusta o te deje de gustar algo dejes todo aventado, con la excusa de probar cosas nuevas. Recuerda, no hacerte daño a ti ni a los demás, vivimos en un entorno social lo que hacemos tiene consecuencias, pero si cumples con tus acuerdos en el debido momento y la forma correcta, ¿por qué no habrías de probar algo nuevo?

Mi finalidad con este artículo es que te abras a la posibilidad de ver las cosas diferente y no quedarte con las etiquetas populares que tanto daño nos hacen y nos crean confusión. Y en su lugar te hagas caso a ti.

En el próximo artículo te hablaré del proceso que puedes seguir para entender cómo decidir o elegir las distintas actividades que llenarán tu vida.

No te lo pierdas!

 

Si necesitas guía para conocer cómo elegir tu camino escríbeme [email protected]

 

Enviándote luz,

Elizabeth

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.