Soltar, Dejar Ir y Confiar

Todos tenemos situaciones, eventos, objetos y personas latentes en nuestro recuerdo, pueden causarnos sensaciones positivas y negativas, ambas experiencias son parte de nuestra vida. Así que, ¿por qué se habla tanto de soltar y dejar ir?

Cuando hablo de soltar y dejar ir, me refiero a no mantener nuestra mente y nuestra vida en el pasado, las experiencias vividas son parte de nuestro crecimiento, pero si nos aferramos a recuerdos incluso a los positivos, corremos el riesgo de cerrar el espacio disponible para crecer y crear nuevas experiencias.

Si bien el tener en cuenta el pasado nos ayuda a ver nuestro desarrollo, logros y aprender lecciones; el mantenerse en ese estado, no permite que fluyamos ni pongamos en práctica eso aprendido.

Mantener constantemente el recuerdo de algo positivo, genera el mismo resultado que recordar algo negativo, nos mantiene en el pasado y no avanzamos. Es necesario resaltar lo vivido para poder replicar e inspirarnos (con lo positivo) y poner en práctica las lecciones (de lo negativo) en nuestra vida diaria en el presente y dar puerta a nuevos proyectos de vida.

Confiar, me refiero a poner en práctica los aprendizajes asimilados por nuestra consciencia, a confiar que todo lo vivido tiene una razón de ser que me ayudará a dar el siguiente paso, confiar que cada día creo algo nuevo y pongo en movimiento mis deseos. Confiar en la experiencia acumulada de esta vida vivida. Confiar que cada día que pasa, no necesito aferrarme al pasado, más bien, honro lo vivido poniéndolo en práctica.

Así que Suelta, Deja Ir y Confía.

 

Si necesitas ayuda para soltar y dejar ir te invito a que me contactes para trabajar tu caso personal [email protected]

 

Enviándote luz,

Elizabeth

Leave a Reply

Your email address will not be published.